4.000 Millones de personas en todo el mundo, viven sin acceso a Internet

Por -

Vivir permanentemente conectados y aprovechar las posibilidades educativas y de negocio que ofrece Internet no es una realidad en todo el mundo. 4.000 millones de personas, en todo el mundo, viven sin acceso a Internet en 2015, según el estudio ‘Estado de la Banda Ancha’ que ha elaborado la Comisión de la Banda Ancha para el Desarrollo Digital.

 El número de personas que utilizan Internet crecen a ritmo constante, de los 2.900 millones de personas que estaban conectados en 2014, en 2015 la cifra asciende hasta los 3.200 millones de usuarios de internet. Es decir, solo pueden disfrutar de este privilegio un 43% de la población mundial y se aprecian notables diferencias del uso entre los países desarrollados, países emergentes y países más pobres.

  Los países desarrollados cuentan con un 82,2% de personas conectadas. La cifra disminuye proporcional al desarrollo: sólo un 35% de personas de los países emergentes podrán utilizar internet durante este año. Los peor parados son los habitantes de las naciones no desarrolladas, en las cuales sólo el 9,5% podrá contar con estos servicios.

  La banda ancha móvil es la vía más factible para conseguir que estas cifras disminuyan y la población conectada aumente. Es una solución más fácil recurrir al uso de las redes móviles para poder acceder a las zonas rurales que la instalación de banda ancha fija. Además, el precio de los ‘smartphones’ es cada vez menor y existe una amplia oferta dependiendo de las necesidades concretas en cada caso.

 Sin embargo, no todo son ventajas. La banda ancha móvil también tiene sus dificultades. Hay lugares a los que no llega la red pero no son sólo barreras físicas sino que también hay que luchar contra el analfabetismo o la falta de contenido en idiomas locales en estos países con más bajo acceso. En algunos de ellos, Internet es accesible en menos del 2% de la población. Los habitantes de países como Guinea (1,7%), Somalia (1,6%), Burundi (1,4%), Timor-Leste (1,1%) o Eritrea (1%) son los peor parados de este 57% de la población que aún sigue desconectada.

 Distintas compañías, como Facebook o Google, están tratando de llevar Internet a estos países en desarrollo mediante tecnologías como el uso de drones o ‘smartphones’ de bajo coste.

Natasha Martinez
Natasha Martinez

Periodista apasionada, corresponsal de TechPepper en San Francisco, amante de la tecnología y exploradora de todo lo que se mueve en Silicon Valley ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *