Ceres – ¿Otra frontera después de Marte? – Primera Parte

Por -

Mercurio, Venus, Tierra, Marte… Ah… Ceres.

Tal vez ya te habrás dado cuenta de que existen una gran cantidad de planetas en nuestro sistema solar. Si no te has actualizado desde el 2006 tal vez pensarás que existen 9 y si has abundado un poco más puede que tengas conocimiento de los planetas enanos además de la degradación del pequeño Plutón a este rango (así es, nuestros hijos no verán o ven a Plutón en sus libros cuando les hablen de astronomía). Pues es así, nuestro sistema solar tiene algunos planetas que por sus tamaños no se les concede el grado de planeta.

Ceres es un planeta enano que se la ha pasado como un rebelde que cambia de categoría (quizás no le gusten que lo clasifiquen). En 1766, Johann Daniel Titius observó una relación matemática entra las distancias de los planetas al sol. Basado en esto el astrónomo alemán Johann Elert Bode mediante sus cálculos e investigaciones redefinió la ley de Titius, haciéndola más precisa, como prueba de esto la ley se ha pasado a llamar Ley de Titius-Bode.  Los cálculos de Bode decían que debía existir un planeta entre Marte y Júpiter para cumplir la sucesión de la serie que confirmaba sus ecuaciones.

3 años después de publicadas estas hipótesis es descubierto Urano, quien comprobaba nuevamente la ley. Sin embargo ninguno de estos científicos viviría para ver la comprobación de la hipótesis del planeta entre Marte y Júpiter. Varios equipos de astrónomos se aliaron bajo la misión de encontrar al misterioso planeta y todos los que lo buscaron fracasaron. No fue sino hasta 1801 que un sacerdote y educador italiano llamado Giuseppe Piazzi encontrara al cuerpo mientras trabajaba en un catálogo estelar (Curiosamente su descubrimiento fue el 1ro de enero, buen día para ver estrellas, ¿no?).

Guiseppe no quiso ser ambicioso (propio de un sacerdote) y declaró su descubrimiento como un cometa, aunque pensó desde el inicio que había encontrado un planeta. El primer nombre que le dio fue Ceres Ferdinandea, en honor a la diosa griega de la agricultura y al Rey Fernando IV de Nápoles y Silia (Ferdinandea fue removido por razones políticas obvias).

 

Rebelde sin Categoría – El primero de muchos

Reconocido como  planeta pero publicado como cometa sin atmósfera, luego ocupó los libros como un planeta durante más de 50 años donde fue degradado a la categoría de asteroide durante 150 años más para obtener el título de planeta enano. No nos sorprenderíamos que viéramos a Ceres desfilando por las calles como si se fuese a convertir en un planeta habitable… Un momento… Eso viene luego.

El cuerpo celeste difícilmente categorizarle originó una búsqueda  en sus cercanías que finalmente terminó con el descubrimiento de todo un cinturón de asteroides dentro del cual este ser erguía como el más grande. Pero debido al descubrimiento del mismo cinturón vino el descubrimiento de cuerpos que si bien no eran más grandes, presentaban latitudes parecidas debido a esto se pensó que sería mejor definir que todos ellos debían ser asteroides para evitar la crecientes discusiones y debates entre los astrónomos (¿Quién puede culparlos? ¿Quién no quiere descubrir un planeta?).

Este es el fin de la Primera Parte, siguenos acompañando para mayor información y estar atento a la siguiente.

 

Adrián Noblejas

Apasionado de las nuevas tecnologías, videojuegos, consolas, marketing y todo tipo de curiosidades. Disfruto de ello a cada instante que puedo. I love it!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *