Conoce el robot de seguridad K5

Por -

La ciencia ficción ya nos avisó, y sabíamos que este momento iba a llegar tarde o temprano, pero nos hubiera gustado que hubiera sido lo segundo. Los primeros guardas de seguridad robóticos ya están aquí para quedarse, ocupándose de tareas de vigilancia que hasta ahora realizaban seres humanos, y curiosamente Microsoft es una de las primeras compañías en usarlos en sus instalaciones. El nuevo modelo se llama K5, de la empresa Knightscope que la semana pasada dejó a cinco unidades en el campus de Microsoft en Silicon Valley.

El K5 es una “máquina autónoma de datos” de aproximadamente un metro y medio de alto y unos 136 kg de peso que cuenta con una presencia física “dominante pero amigable”, según sus creadores, aunque en realidad da una sensación a medio camino entre cómica y amenazadora. Eso sí, al menos por ahora lo único que puede hacer es vigilar sin tomar ningún tipo de acción ya que simplemente no tiene las herramientas para ello. Para lo que si tiene herramientas es para vigilar, con cuatro cámaras de alta definición (una en cada lado), cuatro micrófonos, una cámara para reconocer matrículas (para encontrar a posibles sospechosos), y un sensor de clima capaz de medir la presión atmosférica, la temperatura y los niveles de dióxido de carbono.

No son sustitutos de los humanos

La función de este K5 no es sustituir completamente a los guardias humanos, sino que deberían dedicarse a tareas repetitivas y mundanas como pasear por el recinto o zona a vigilar; gracias a su GPS integrado y a la navegación por láser solo necesitan un viaje inicial controlado por un humano para aprenderse el área a vigilar, y a partir de ese mapa base pueden tomar decisiones como esquivar obstáculos. Con su conexión Wifi son capaces de comunicarse entre sí y de recibir órdenes de los guardas que también pueden ver en streaming a través de sus cámaras y micrófonos, todo ello con turnos de 24 horas con una sola carga de 15 a 20 minutos, aunque el propio robot es capaz de navegar a un punto de carga en cuanto sea necesario. Gracias a eso Knightscope asegura que su robot es mas barato a largo plazo que pagar a trabajadores humanos para hacer el mismo trabajo de rondas, que ahora se pueden dedicar a otras tareas de vigilancia.

Aunque este robot no tiene la función de atrapar a intrusos, si que puede facilitar su búsqueda y ayudar a los trabajadores del lugar. Cuando alguien pasa delante suya, se parará instantáneamente, y si el extraño intenta moverlo o evitar que siga su camino irá mandando diversas alarmas subiendo de gravedad poco a poco, hasta el punto en el que hará sonar una ruidosa alarma que alertará a cualquiera que esté cerca. También incluye un botón en su cabeza que podemos tocar si necesitamos ayuda inmediata. Por lo tanto también tiene otras utilidades aparte de vigilar, y de hecho sus creadores también comentaron la posibilidad de una app que nos permitiese llamar a un robot para que nos acompañe.

Knightscope asegura que ya ha recibido el interés de muchas compañías, y se espera que en la primera mitad del año que viene se vean en las primeras zonas.

Fuente | MIT Technology Review

 

 

 

 

 

 

 

Scott Robinson

Emprendedor, blogger y DJ. La mitad de un pan es mejor que nada de pan. Co-Founder & CEO of Quickeel @Techpepperorg Twitter : @ScottRobinsonHM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *