Conoce todo sobre la nueva híbrida de Nintendo

Por -

Todo lo que sabemos hasta ahora de Nintendo Switch

La próxima videoconsola de la compañía japonesa Nintendo, la Nintendo Switch, fue presentada de forma oficial el pasado 20 de octubre. La empresa no dio demasiados detalles en aquella presentación y es por eso que este 13 de enero va a tener lugar una nueva en Tokio, ‘streaming’ en el que se darán más detalles de relevancia sobre la máquina y lo que le rodea.

   Para sorpresa de muchos, la consola fue anunciada el 17 de marzo de 2015, hace ya casi dos años. El por aquel entonces presidente de Nintendo, Satoru Iwata, aprovechó el anuncio de la colaboración de la compañía con DeNA (una alianza para el mercado móvil) para hablar de que estaban trabajando en su próxima consola, conocida por su nombre en clave Nintendo NX. El aparato se presentó en el año 2016, pero hasta este 2017 no tendremos nada en nuestras manos.

 El equipo híbrido de sobremesa y portátil con el que Nintendo recupera los cartuchos lleva dando mucho que hablar desde entonces. Ahora que se acerca el día en el que nuevas informaciones van a salir a la luz es momento de recopilar todo lo que se conoce sobre la nueva Nintendo Switch hasta la fecha, incluyendo filtraciones y rumores.

   CONSOLA DE SOBREMESA PARA 2017

La fecha de su llegada al mercado está confirmada: marzo de 2017. La propia Nintendo hizo llegar esta información a sus inversores en el informe de beneficios de su último año fiscal (abril de 2015 a marzo de 2016). De existir ya un día fijado, la información no ha trascendido al público, pero es posible que en el evento próximo sí que salga a relucir dada la cercanía a ese mes de marzo. Y su precio, que los rumores sitúan en torno a 250 euros.

   La consola se trata de un híbrido entre un aparato de sobremesa y uno portátil, algo así como un mando de Wii U que te puedes llevar a cualquier parte. El sistema de módulos de la consola permite que se pueda iniciar una partida en casa y continuarla en la calle. El cuerpo de la consola se introduce en un soporte conectado a la televisión, mientras que los mandos (Joy-Con) se enganchan en un soporte para que resulte más sencillo usarlos, lo que da como resultado una consola de sobremesa.

   Cuando uno se cansa de utilizar la máquina conectada a la televisión, los controles inalámbricos se quitan de su soporte y se enganchan en los laterales del cuerpo de la Nintendo Switch. El cuerpo del dispositivo también se puede utilizar a modo de pantalla de alta definición y separar los controles para jugar. También se puede jugar con el mando ‘Pro’ en la consola de sobremesa, un controlador de una pieza al estilo tradicional.

   Hay que destacar también que el aparato va a contar con múltiples accesorios a modo de complementos que aumenten las posibilidades de juego, haciendo de la Nintendo Switch la base de un ecosistema mucho más amplio. La intención es que los controladores puedan cambiarse y se multipliquen las opciones que ofrece la consola.

UNA ALIANZA CON NVIDIA PARA MÁS POTENCIA, PERO COGIDA CON PINZAS

   Durante el pasado verano ha sonado mucho una posible alianza de Nintendo con Nvidia para que sea un chip de esta compañía el que sea instalado en la consola. Nvidia es actualmente una de las empresas de hardware tecnológico más potente, por lo que la Nintendo Switch apunta maneras, sobre todo en lo que al apartado de portabilidad se refiere, aunque se queda un poco coja, ya que no va a llegar al nivel de rendimiento de la PlayStation 4 ni de la Xbox One (ni tampoco pretende).

   Las informaciones indican que el SoC del sistema es el Nvidia Tegra X1 con una gráfica de arquitectura Maxwell de segunda generación, tal y como han confirmado portales como VentureBeat y Eurogamer. Se trata de un hardware de 2015 que ya se ha visto en aparatos como la Nvidia Shield y que ha dado resultados muy buenos en dicha máquina (juegos a 1080p 30 fps).

   El chip, además, está personalizado por Nintendo y fabricado con tecnología de 20 nanómetros, a lo que hay que unir que la consola llega con una sola GPU – la base que se conecta a la televisión no incluye una segunda gráfica ni nada por el estilo -.

   La parte claramente negativa de las tripas de esta consola es que con el cambio entre el modo sobremesa y el modo portátil se va a perder capacidad de procesamiento: cuando se juegue de forma inalámbrica todo irá más lento.

   La explicación del cambio en la velocidad del reloj está en la necesidad de ahorrar batería, según indican desde Eurogamer. La consola funciona un 60 por ciento más lenta cuando se desconecta de la base: la CPU se mantiene a los mismos MHz (1020), pero la GPU baja de los 768 MHz a los 307,2 MHz cuando se juega en modo portátil.

   Esta reducción también hace que haya un cambio en la resolución que ofrece el aparato. Mientras se está jugando como si fuera una ‘tablet’, la resolución es HD (720p) y cuando está conectada al ‘dock’ es de Full HD (1080p).

   LA VUELTA A LOS CARTUCHOS

   Por todos es sabido que Nintendo funciona por cuenta propia. Cuando el CD hizo acto de presencia, Nintendo siguió aferrada a los cartuchos; cuando el CD empezó a competir con las descargas digitales y a perder algo de fuelle, Nintendo se introdujo en el mundo de los discos ópticos. La compañía japonesa no parece seguir modas nunca, por lo que no es de extrañar que busque hacer un regreso al pasado para darle un vuelco a esta industria, trayendo consigo los antiguos cartuchos de videojuegos a la sobremesa.

   El fabricante chino de memorias encargado de los chips de la Nintendo 3DS, Macronix, está a la espera de que los pedidos de chips ROM por parte de Nintendo aumenten, según informaciones de Screen Critics.

   Además, la compañía va a aumentar la capacidad de esos chips para hacer frente a la demanda de los nipones, pasando de los 8 GB de capacidad actual a los 32 GB, un almacenamiento más decente para esta videoconsola de sobremesa – o híbrida -.

   De esta manera, Nintendo vuelve a apostar por los cartuchos antiguos, solo que adaptados a la demanda de hoy en día gracias al avance de las nuevas tecnologías y software.

   OTROS DETALLES DEL HARDWARE

   El ‘dock’ de la Nintendo Switch no es la unidad principal de la consola, sino que está pensada para jugarse con la pantalla LCD y añadir o quitar los controladores, tal y como ha contestado un representante de Nintendo al medio ING.

   Es más, la base se va a vender por separado y el paquete básico solo va a ser de pantalla y mandos Joy-Con, según ha confirmado un representante de Nintendo al medio japonés Famitsu.

   En el vídeo de la presentación oficial de 2016 se ve algo que parece un sistema de refrigeración en la base de la consola. Esto refuerza la filtración que detalla que cuando la pantalla se conecta al ‘dock’ hay más potencia que cuando se utiliza en modo portátil.

   Respecto a la pantalla, los últimos rumores señalan que podría ser una pantalla táctil como ya lo son las de la Nintendo DS o la de la Wii U. Sobre este tema no hay ninguna información oficial, pero si a esto le añadimos el dato de que puede ser capacitiva (como las de los teléfonos móviles), estaríamos hablando de algo mucho más interesante y con más posibilidades.

   La batería es otro de los temas que más preocupan y de lo que no se sabe nada más que filtraciones y algunas habladurías. En un documento oficial que la propia Nintendo ha presentado ante la FCC, parece que la compañía ha dejado al descubierto que la batería será fija, es decir, que no se podrá extraer para cambiarla cuando sea necesaria en el modo portátil. Además, hay ya rumores que señalan que la autonomía será de entre 2 y 3 horas, menos que la de la Nintendo 3DS pero algo lógico ya que la Nintendo Switch tiene más potencia – aún así, es una capacidad escasa para sacarle todo el provecho posible a la portabilidad -.

   A pesar de que la videoconsola utiliza cartuchos, no va a leer las tarjetas de los juegos de la Nintendo 3DS ni va a haber retrocompatibilidad con los juegos de la Wii U, al menos en lo que al soporte físico se refiere (no se conoce si esto va a ser posible por medio de descargas digitales). Esta información procede de la entrevista con Famitsu.

   En dicho medio japonés, la compañía no ha querido dar detalles sobre una supuesta compatibilidad con Android, por lo que este sigue siendo un tema en el aire.

   UN HÁNDICAP PARA LOS DESARROLLADORES Y EL INTERÉS EN EL MODO COOPERATIVO

Los desarrolladores de software van a tener la cosa un poco complicada, no por los cartuchos, sino por ese cambio en la velocidad de procesamiento que ya hemos explicado. Los creadores van a tener que adaptar su juego a las dos configuraciones posibles: tienen que conseguir que el paso de sobremesa a portátil sea el adecuado y viceversa.

   El kit de la cuestión es que un juego que funcione a la velocidad mínima de GPU en consola no tendrá problema en modo portátil, pero a más de 307,2 MHz en sobremesa sí que dará problemas y han de modificarlo para que requiera menos potencia en modo ‘tablet’.

   Además, todo parece apuntar a que el modo cooperativo tendrá una especial importancia en los juegos de la plataforma. Esto se debe a que los mandos que se acoplan a la pantalla portátil para jugar de forma inalámbrica también pueden ser utilizados por separado, de tal manera que dos jugadores podrán disfrutar a la vez y aprovechar la interactividad local – esto es genial para títulos como Mario Kart, Super Smash Bross y otros muchos -.

   NUEVAS CUENTAS Y LOGROS PARA SUSTITUIR AL CLUB NINTENDO

   Cuando Satoru Iwata anunció que estaban desarrollando una nueva consola también comentó que la Nintendo NX, como se conocía entonces, pasaría a tener “cuentas Nintendo” en lugar del Club Nintendo que existe hasta ahora.

   El sistema de cuentas viene dado por la alianza con DeNA y, aunque ahora mismo se centra en Miitomo y en dispositivos móviles, se va a integrar con la nueva consola como su forma de identificar a los usuarios (ID) y como la manera de realizar compras compras digitales (en la eShop).

   Se rumorea que gracias al funcionamiento de este sistema – descuentos y regalos por hacer ciertas cosas en los juegos -, la Nintendo NX va a tener un sistema de logros o ventajas que se van a integrar en los títulos que haya disponibles. De esta manera, realizar X cosas, misiones u objetivos puede reportar al jugador ciertas recompensas.

   JUST DANCE O THE LEGEND OF ZELDA, ALGUNOS DE SUS JUEGOS

   A pesar de que no haya habido apenas información sobre los videojuegos que se podrán jugar en la consola, sí que hay algunos juegos confirmados para Nintendo Switch, a los que hay que añadir otros que se rumorea que también aterrizarán para la plataforma (con muchas posibilidades).

   The Legend of Zelda: Breath of the Wild, Dragon Quest XI, Project Sonic 2017, Just Dance 2017, The Elder Scrolls V: Skyrim un nuevo Super Maro, Mario Kart 8, NBA 2K17, Splatoon 2 y Pikmin 4 son algunos de los confirmados para la nueva máquina. Los rumores señalan que habrá ‘ports’ de Wii U a Nintendo Switch de Super Mario Maker, Splatoon y Super Smash Bros, ya que han sido tres de los títulos con más éxito de la generación actual de sobremesa.

   En la presentación del pasado mes de octubre, Nintendo también anunció todas las ‘third parties’ que traerán juegos a la nueva consola, algo muy demandado en los últimos tiempos. Algunas de estas desarrolladoras son Activision, Bethesda, Capcom, Ubisoft o Electronic Arts, junto con las que se recogen en la siguiente imagen.

Natasha Martinez
Natasha Martinez

Periodista apasionada, corresponsal de TechPepper en San Francisco, amante de la tecnología y exploradora de todo lo que se mueve en Silicon Valley ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *