“Es fundamental que funcione el eje franco-alemán, porque son necesarios el ímpetu de Macron y la experiencia de Merkel”

Por -
  • IMF Business School ha celebrado hoy una mesa debate para analizar el impacto económico, político y diplomático que tendrá la nueva etapa política que se abre en Alemania.

Madrid, 25 de septiembre de 2017. Cuarta victoria de Angela Merkel en Alemania. Pero con sabor agridulce, con la entrada en el Bundestag del partido de extrema derecha Alternativa por Alemania (Afd) y la negativa de los hasta ahora socios de la canciller para continuar con la gran coalición, lo que obliga a Merkel a iniciar conversaciones con otras fuerzas políticas para conseguir el sí. Dada la importancia de este país para el presente y el futuro de la Unión Europea, esta mañana se ha celebrado en IMF Business School una mesa de debate con Carsten Moser, ex presidente de la Cámara Alemana, y el politólogo y jurista hispano-alemán Marcos Suárez Sipmann, moderada por Lorenzo Dávila, director del departamento de Investigación de esta escuela de negocios.

Ambos ponentes coincidieron en lo inesperado de los resultados. “Va a ser muy complicado hacer Gobierno, y se habla de la coalición Jamaica, ya que los partidos tienen los colores de la bandera de ese país, por los colores de la CDU de Merkel (negro), el Partido Liberal FDP (amarillo), y los ecologistas (verde)”, ha aclarado Moser. Para Suárez Sipmann, lo que pasó ayer es un voto de castigo a la gran coalición, porque los electores creen que en el parlamento no había verdadero debate. “Creo que Angela Merkel sí va a tender la mano a Europa y va a revitalizar el motor franco-alemán. Para Europa hubiera sido mejor que el socio hubiera sido Schulz, porque los liberales son más cuidadosos con las reformas que plantea Macron. Si la coalición Jamaica sale adelante, es novedad, por lo que habrá que ver qué hacen y plantean”, ha señalado. El jurista hispano-alemán confía en que la canciller saque adelante este acuerdo: “Los liberales son socios naturales y llevan años cumpliendo las exigencias de los verdes”.

¿Cómo será el presente de Alemania en una Europa con retos como Putin, el auge de los populismos… y el Brexit? “Merkel y Schulz”, ha apuntado Moser, “eran partidarios de un Brexit blando, ya que Alemania y Gran Bretaña tienen muchas relaciones comerciales y económicas. Además, la defensa y seguridad siguen siendo temas muy importantes”. Por el contrario, Marcos Suárez Sipmann cree que el Brexit no ha sido clave en las negociaciones, y en todo caso va a depender de lo
que haga Theresa May. “Por eso es fundamental que funcione el eje franco-alemán, porque son necesarios el ímpetu de Macron y la experiencia de Merkel. Ella es la mejor opción para Europa porque faltan líderes así en este tiempo, es de las pocas con experiencia y puede ser decisiva”, ha dicho.

¿Por qué el castigo y parece que el fin de la pareja Merkel y Schulz? Para Moser, el principal problema ha tenido más que ver con egos y reconocimiento. “No es que la gran coalición lo haya hecho todo mal, sino que el partido mayoritario suele ganar en las siguientes elecciones. Por eso Merkel se ha llevado todos los aplausos y todos los elogios”, ha afirmado. “Merkel” -según ha matizado Suárez Sipmann– “es la única que sabe manejar a Putin, por eso es importante su reelección en este contexto actual. Y con la economía y el medio ambiente como manzanas de la discordia entre los minoritarios. Y eso que ha habido un tema que apenas se ha tocado en la campaña que es la justicia social; las desigualdades han aumentado y el pleno empleo oculta precariedad, con trabajos que no pueden ser ni siquiera considerados como tales. Los temas de la campaña han sido la Afd y los refugiados”.

La entrada de la ultraderecha en el Bundestag también ha sido comentada en esta mesa de debate. Carsten Moser, lejos de tener miedo, cree que ahora esta formación política “tendrá que empezar a proponer ideas”. Y ha explicado el contexto del que se ha alimentado este partido para crecer, al recordar cómo Alemania ha vivido una etapa con temas como el dieselgate, la crisis del Deutsche Bank, el aeropuerto de Berlín “y además no se han hecho inversiones en infraestructuras, educación, I+D+i, medio ambiente, la brecha digital…”. “Por primera vez en las encuestas, la seguridad ha pasado a ser el primer problema para los alemanes en vez del paro, aunque Merkel y su pragmatismo han sido claves a la hora de gestionar la crisis de los refugiados”, ha finalizado Suárez Sipmann.

Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *