Legalidad en apps móviles: prácticas y aspectos legales a tener en cuenta

Por -

A la hora de desarrollar aplicaciones móviles debemos tener en cuenta que éstas deben cumplir determinados aspectos legales para poderlas lanzar al mercado. Además, tanto como desarrolladores como siendo usuarios de la app, el diseño y poco espacio en la pantalla del dispositivo móvil nos hace descuidar la legalidad en apps móviles.

Muchos accedemos a la gratuidad de las apps a cambio a la privacidad y los desarrolladores aceptan carencias y vacíos en la legalidad en apps por lograr llegar a un público más amplio. Algunos puntos que debemos tener en cuenta son los siguientes:

 

1. Funcionalidades

Hay que tener muy en cuenta las cosas que podemos hacer y las que no desde la app. Siempre tenemos que utilizar medios lícitos, por lo que debemos tener claro que lo que no se pueda hacer offline o mediante campañas de marketing tradicional, no se podrá hacer desde nuestra app. Siempre tendremos que pedir permiso al usuario para que nos deje ejecutar determinadas funcionalidades, siempre dentro de la legalidad y marco legal.

 

2. Derechos propios y de terceros

Antes que nada, debemos tener con las licencias de los recursos que utilicemos, ya sean librerías de programación, bases de datos, elementos gráficos, etc. Del mismo modo que debemos leer las condiciones para evitar problemas. Finalmente, recuerda del mismo modo proteger tu contenido una vez hayas acabado de desarrollar la app; evitarás plagios, copias o imitaciones de tu trabajo.

 

3. Menores

Hacemos referencia especialmente a las apps dirigidas a menores de 14 años, como por ejemplo juegos o aplicaciones educativas. Este target estás especialmente protegido por la legislación de consumidores y usuarios, tanto por derechos de imagen como por protección de datos. Es un tema muy delicado que hay que gestionar con cuidado.

legalidad en apps móviles niños

4. Licencia y condiciones de uso

Tenemos que redactar unas licencias de uso y condiciones que el usuario deba aceptar para poder hacer uso de la app, adecuadas a la normativa y con las que podamos eximirnos de cuantas responsabilidades podamos, para que no puedan reclamarnos por el mal uso que se haga de nuestra app. ¡Dedícale el tiempo que haga falta para tenerlo bien atado! Será tu mejor defensa en caso de mal uso por parte del usuario.

 

5. Información y permisos

La aplicación móvil va a necesitar acceder a los contactos de la agenda o a contenidos del móvil, ya sea por cuestión de pagos, cesión de datos o instalación de cookies o simplemente compartir contenidos. Es sobre todos estos casos en que el usuario ha de ser informado y deben ser validadas por el mismo de forma sencilla y lo más clara posible antes de su instalación. Y no olvides la opción de configuración en caso de que el usuario cambie de opinión.

 

6. Markets

Los grandes markets, sean para el sistema operativo que sea, son los que mandan en última instancia y a la hora de comercializar nuestra aplicación móvil. En general tienen condiciones estrictas para permitir a las apps el acceder al público y vender.

Algunos aspectos como las comisiones que se deben pagar por el e-commerce desde la app, o los contenidos prohibidos, los avisos específicos, las condiciones técnicas, etc. deben ser estudiados al detalle para evitar problemas una vez acabemos de desarrollar aplicaciones móviles. Es conveniente pues desarrollar la aplicación de forma que su modificación no sea especialmente compleja para poder volver a subirla conforme a las condiciones más recientes.

 

7. Política de Cookies

La necesidad de aceptación de las cookies es tan importante en páginas web como en dispositivos móviles a la hora de descargar aplicaciones móviles. Dependiendo del tamaño de la pantalla de los dispositivos móviles, se debería de hacer un aviso informativos con la información básica sobre qué son las cookies, la finalidad de éstas, quien las instala y como rechazarlas.

legalidad en apps móviles

8.Informar al usuario

Una gran parte de las aplicaciones móviles pueden ser consideradas como “servicios de la sociedad de la información”, aunque solamente sea por la publicidad que contienen. Por eso es que hay que cumplir con las obligaciones que la legislación implica para estos servicios. La principal obligación más fácil de cumplir es la de informar a los usuarios de los aspectos marcados por la ley, en secciones comúnmente denomidadas “acerca de” o “quiénes somos”. Estos apartados proveen al usuario de información respecto a los creadores y quiénes hay detrás de las aplicaciones móviles. Incluye aspectos como el nombre y dominio de la empresa, los datos de inscripción del Registro Mercantil, NIF, la adhesión a códigos de conducta, etc.

 

9. Publicidad

La monetización de la mayoría de las aplicaciones gratuitas puede provenir de distintas técnicas, algunas más lucrativas que otras. Siempre es recomendable escoger un sistema en función de las utilidades y los tipos de aplicaciones móviles.

Sin embargo, por regla general esta cada vez más extendido el uso de publicidad para generar los ingresos. Aunque es totalmente lícito que una app incluya publicidad, ésta deberá aparecer siempre identificada como tal para evitar posibles problemas.

FuenteLegalidad en apps móviles

Margaret Soto

Soy aficcionada a los softwares y apps que te resuelven tus complicaciones del día a día, soy fan del click a lo que voy descubriendo cositas interesantes para compartirlas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *