Los taxistas ganan la guerra: Uber cierra en España

Por -

Uber ha dejado de operar en España. De esta forma, la polémica aplicación móvil que pone en contacto a usuarios y conductores no profesionales, acata la orden del Juzgado de lo Mercantil número 2 de Madrid que ordenó el cese y la prohibición en todo el territorio nacional de su sistema, al considerar que sus conductores carecen de autorización administrativa para desarrollar la labor y que su actividad supone competencia desleal.

Aunque el pasado 25 de diciembre dejó de funcionar de manera involuntaria cuando los operadores móviles y los bancos cortaron el acceso a sus servicios siguiendo el auto del juez, no ha sido hasta ahora cuando la compañía ha manifestado que cerrará su servicio dentro de nuestras fronteras. Según ha explicado en un comunicado Carlos Lloret, responsable de Uber en España, “en el día de hoy hemos recibido la sentencia formal y, en cumplimiento con la orden del Juzgado de lo Mercantil y en respeto a la ley, hemos suspendido temporalmente uberPOP en España mientras apelamos la sentencia judicial y evaluamos nuevas opciones para dar a los españoles acceso a viajes seguros y cómodos”.

La resolución judicial ordenó a las empresas de telecomunicaciones y de pago electrónico que suspendieran todo tipo de transacciones y alojamiento“Durante esta suspensión temporal de uberPOP, colaboraremos también con los políticos españoles para desarrollar el nuevo y necesario marco regulatorio y crear un espacio justo para Uber y la economía colaborativa”, ha añadido.

La resolución judicial ordenó a las empresas de telecomunicaciones y de pago electrónico que suspendieran todo tipo de transacciones y alojamiento a la compañía Uber, paralizando el uso de cualquier aplicación, soporte, sistema tecnológico o informático para prestar el servicio de transporte de viajeros en toda España.

Casualmente, hace tan sólo unos días Uber manifestó en un comunicado que pese a la orden judicial continuaría ofreciendo sus servicios a los usuarios de España. “Esta decisión judicial es desproporcionada y discriminatoria, ya que intenta frenar la innovación y la propuesta de nuevos servicios tecnológicos en España. Continuaremos cumpliendo con la legislación española y evaluaremos una apelación a este repentino e inusual procedimiento”.

¿Una sentencia que viola la Constitución?

Según Uber, la sentencia viola la Constitución Española y los artículos 6 y 13 de la Convención Europea de los Derechos Humanos, que garantizan a los acusados el derecho de una defensa judicial justa.

Desde que la aplicación se estableció en España, primero en Barcelona, después en Madrid y más recientemente en Valencia, las organizaciones de taxistas han llevado a cabo acciones contra esa actividad.

FEDETAXI, CTE y UNALT consideran, además, que el auto del juez Pedro María Gómez es “un claro mensaje en cuanto a la ilegalidad de la actividad de otras empresas”, entre las que citan a BlaBla Car y Cabify, que “al amparo de un supuesto consumo colaborativo pretenden prestar servicios similares a Uber en el mercado”.

También recuerdan en su comunicado que “los vehículos y conductores que presten servicios de taxi de forma irregular serán sancionados con multas de hasta 6.000 euros” y que se han abierto “múltiples expedientes a Uber desde mediados de octubre por operar sin licencia”.

Natasha Martinez
Natasha Martinez

Periodista apasionada, corresponsal de TechPepper en San Francisco, amante de la tecnología y exploradora de todo lo que se mueve en Silicon Valley ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *