Mira donde van a parar los residuos informáticos del mundo

Por -

Este año, en el que se cumple el 50 aniversario del célebre discurso I have a dream de Martin Luther King, el festival de fotografía GetxoPhoto se ha dedicado a las luchas. Aquél sueño implicaba también luchar por él, en aquél momento Luther King hablaba sobre derechos civiles de una comunidad oprimida. Hoy en día, su discurso puede aplicarse a muchos más campos. Desde aquél momento, la opresión ha mutado en múltiples formas y los problemas de entonces todavía rondan por ahí.

Asistimos a estas luchas cada día, no hace falta ir lejos para verlas sino que pasan en nuestro barrio. Muchas personas luchan por sus libertades o por sus ideas en nuestras calles, o luchan por sobrevivir buscándose la vida de la manera que sea. En nuestro país hay gente que todas las noches va a las puertas de los supermercados a recoger lo que ya no se puede vender pero sí comer. En países más lejanos la cosa se complica.

Al revisar el listado de artistas invitados este año a GetxoPhoto nos llamó la atención el trabajo de Nyaba León Ouedraogo, un fotógrafo de Burkina Faso que vive y trabaja entre París y el este de África. Las fotos que expuso en el festival retrataban los paisajes y a las personas que trabajan en uno de los vertederos de residuos informáticos más grandes del mundo situado en Ghana. Nos pusimos en contacto con él para que nos hablara sobre este proyecto.

VICE: Hola Nyaba, ¿dónde tomaste estas fotos exactamente?

Nyaba León Ouedraogo: En Acra, la capital de Ghana, donde se ha creado todo un negocio alrededor del tráfico de e-basura.

¿De dónde vienen todos estos residuos? Supongo que los envían desde países del primer mundo.

Hay ghaneses que viven en Europa y en Estados Unidos que se dedican a comprar o recoger ordenadores usados y los envían en contenedores de barcos hasta el puerto de Tena, donde hay compradores al por mayor que compran todo ese stock. Después el material se envía a Acra, donde es adquirido al por menor y posteriormente quemado por niños en lugares como el vertedero de Aglobloshie Market, situado a las afueras la ciudad, para extraer los valiosos metales que contienen. Fundamentalmente cobre.

Háblame un poco de ese lugar.

El vertedero de Aglobloshie Market tiene una extensión de unos 10 kilómetros. Durante todo el día muchos chavales ghaneses de entre 10 y 25 años se pasan los siete días de la semana desmontando los viejos ordenadores y quemando los componentes de plástico o de goma para recuperar el cobre, que posteriormente se vende. Todo lo hacen a mano o con barras de hierro y herramientas improvisadas que han encontrado por ahí. No llevan ni máscaras ni guantes.  

Pero, ¿todo ese negocio es legal?

No, es completamente ilegal, pero las autoridades locales lo permiten porque genera una gran cantidad de dinero.

¿Qué ocurre después con el cobre?

El cobre posteriormente se vende a nigerianos o indios, que lo utilizan fundamentalmente para hacer bisutería barata que se vende de nuevo en países de Europa. En el mundo hay varios cementerios de ordenadores como el de Aglobloshie Market , puedes encontrarlos en Nigeria, Vietnam, India, China, Filipinas. De acuerdo con Naciones Unidas, cada año se producen en el mundo 50 millones de toneladas de residuos electrónicos.

Supongo que estas actividades son tremendamente perjudiciales para las personas que trabajan allí y para el medio ambiente, ¿no? ¿Cómo está afectando? ¿Hay una mayor cantidad de casos de cáncer en la zona?

En este lugar se está produciendo una enorme catástrofe natural que está provocando muchos problemas de salud a la población. Los niños que trabajan en el vertedero están expuestos a sustancias y materiales que son especialmente perjudiciales para su salud. Greenpeace realizó un informe sobre esto en 2008 en el que se demostró que los niños estaban expuestos a:

– Plomo: que se encuentra sobre todo en los tubos catódicos de antiguas pantallas. Puede producir daños en el sistema nervioso, reproductivo y circulatorio.

– Mercurio: que se encuentra en las pantallas planas y que es perjudicial para el sistema nervioso y el cerebro especialmente en niños.

– Cadmio: procedente de las baterías y muy dañino para los riñones y los huesos.

– PVC: este plástico suele utilizarse como recubrimiento de cables y cuando se quema libera múltiples sustancias cancerígenas que pueden provocar problemas respiratorios, cardiovasculares y dermatológicos.

¿Y hay problemas con los animales?

Claro, las sustancias contaminantes pasan al agua y al suelo, y hay ganado que pasta entre los residuos. Con lo que está claro que afecta a toda la cadena alimentaria.

¿Cuál es el objetivo final de tus fotos?

El planeta y sus ciudadanos tienen mucho que agradecerles a los productos electrónicos, pero me gustaría que a través de estas fotografías la gente del primer mundo fuera consciente de las injusticias y de las terribles consecuencias medioambientales y humanas que tiene nuestra economía global.

Natasha Martinez
Natasha Martinez

Periodista apasionada, corresponsal de TechPepper en San Francisco, amante de la tecnología y exploradora de todo lo que se mueve en Silicon Valley ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *