Optimus Price, la inteligencia artificial que te ayuda a automatizar las decisiones de ‘pricing’

Por -

Si te encantaba el mítico programa de Joaquín Prat ‘El precio justo’ pero no te la quieres jugar cada vez que tienes que decidir a cuánto vendes tus productos por Internet, estás de enhorabuena: Optimus Price es un software en la nube que, gracias a la inteligencia artificial, te ayudará a automatizar las decisiones de ‘pricing’ de tu negocio.

Optimus Price conecta los servicios de comercio electrónico más populares (Google Analytics, Magento, Prestashop, Shopify y otros) y, a través de un núcleo de aprendizaje profundo que analiza tanto datos internos y externos como precios fijos y estacionales, analiza las causas que están originando cambios en los precios de un determinado sector y los ajusta de forma automática sin necesidad alguna de intervención humana.

De esta manera, y aunque la estrategia de ‘pricing’ puede ser supervisada en todo momento de forma manual, Optimus Price ayuda a fijar unos precios que, además de aportar valor a los clientes, sean también rentables para el e-commerce en cuestión. Y es que esta herramienta permite conocer cómo son percibidos los precios por los clientes y, si detecta que existe margen para subirlos, lo hace de forma automática, lo que se traduce en ganancias directas para la tienda online.

Optimus Price, además, supone un gran ahorro de tiempo para los responsables del ‘pricing’, ya que no sólo automatiza el proceso sino que, además, permite supervisar la estrategia de ‘pricing’ de forma ágil y sencilla. “Optimus Price es para ejecutivos, no para científicos de datos”, resume Carlos Fenollosa, uno de los fundadores de esta startup catalana junto con Ramón Goñi y Noel Ortiz.

Fenollosa, que prevé tener totalmente desarrollada la herramienta en septiembre y crecer rápidamente hasta llegar a una facturación de 1 millón de euros en 2019, asegura que su participación en el XVII Campus de Emprendedores de SeedRocket –en el que se alzaron con el tercer premio—ha sido fundamental para dar el impulso final a este proyecto en el que llevan trabajando desde que en 2015 empezaron a montar distintos proyectos relacionados con la inteligencia artificial.

El Campus ha sido, sin duda, la mejor experiencia que he tenido como emprendedor. Ha supuesto un valor incalculable a nivel de aprendizaje y contactos”, destaca Carlos Fenollosa, quien también asegura que el haberse equivocado antes con otras ideas de negocio (en las que invirtió demasiado tiempo y dinero en desarrollarlas sin testarlas en el mercado) le ha servido para focalizar bien las energías y recursos con Optimus Price.

De los Transformers a Optimus Price

Uno de los factores decisivos a la hora de que Optimus Price captara la atención de socios e inversores fue, curiosamente, su nombre. “A priori era lo que tenía menos importancia, pero nos dimos cuenta de que al usar un logo parecido al de Los Transformers, cuyo principal protagonista se llama Optimus Prime, decíamos mucho del producto, pero también de nosotros. Daba carácter al proyecto y al equipo y es algo que mantenemos con orgullo a día de hoy”.

En la evolución positiva de la herramienta también influyó Albert Armengol, la primera persona que se comprometió a invertir una pequeña cantidad ‘seed’ y que presentó a más inversores, clientes y mentores a Fenollosa y sus dos socios.

El (relativo) éxito del proyecto ha dependido de hablar con mucha gente y de pedir ayuda. Hay que dejarse ayudar por quien sabe más; hablar poco y escuchar mucho. No tener miedo a pedir favores sencillos, ser más pesado de lo que a uno le gustaría, e ir a todas las reuniones y conocer a gente por absurdo que parezca a priori. En el mundo de las empresas, los departamentos y la burocracia, al final quien te ayuda son las personas”, aconseja a los emprendedores

Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *