Snau cierra con éxito su primera ronda de financiación

Por -

El primer marketplace de servicios para perros a domicilio, Snau, ha cerrado su primera ronda de financiación por valor de 245.000 euros. En la operación han intervenido varios inversores privados y Sinensis, el fondo de inversión de la aceleradora valenciana Bbooster, en la que han participado la última edición. El capital obtenido servirá a la compañía para optimizar su tecnología y acelerar su expansión en 9 ciudades españolas.

Dado Diez-Hochleitner, Kevin Costa, Manuel Sierra y Alex Andreu son los fundadores de esta startup que nació hace un año con el objetivo de facilitar la vida de la comunidad canina. Snau sirve de plataforma para poner en contacto a dueños de perros con particulares y profesionales (denominados snauers) que ofrecen servicios de paseo, alojamiento y guardería, peluquería y adiestramiento canino. Los snauers han sido seleccionados previamente por la compañía, estudiando su perfil y características personales junto a su experiencia en el cuidado de perros.

El procedimiento es muy sencillo. El usuario solo tiene que darse de alta en la web y seleccionar el servicio deseado, rellenar un pequeño formulario con las especificaciones de prestación y la compañía le enviará una propuesta con el nombre y perfil del snauer que prestará el servicio. Su modelo de negocio de Snau se basa en cobrar un pequeño porcentaje sobre el servicio facilitado y, además, se encargan de gestionar los pagos a los snauers.

 La idea surgió en 2015, cuando el perro de Dado Diez-Hochleitner -llamado Snau- cayó enfermo y tuvo que dedicar mucho tiempo en su cuidado. “Tuve que atender todas sus necesidades y me supuso mucho tiempo, muchos desplazamientos y adaptarme a los horarios de las clínicas y disponibilidad de las residencias caninas”, explica Dado, cofundador y CEO de la empresa. Al finalizar sus estudios de LEINN (Liderazgo Emprendedor e Innovación) se juntó con tres amigos con los que ya había desarrollado algún proyecto y vieron que existía una oportunidad de negocio en este segmento. Decidieron entonces centralizar todos los cuidados que un perro necesita en una misma plataforma. Un desembolso de 3.000 euros hizo posible esta startup que nació al amparo de la economía colaborativa y en la que pronto quisieron participar amigos y familiares, con una inversión de 60.000 euros.

En su primer año de vida, Snau ha gestionado más de 4.000 servicios caninos y cuenta con una comunidad de 2.000 usuarios y 1.200 snauers registrados, que crece a un ritmo del 27% al mes.

La compañía opera actualmente en Madrid y Barcelona, aunque la inversión obtenida les permitirá abrir su radio de actuación a otras nueve ciudades españolas en los próximos meses.

Maria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *