Tecnología para reforzar el vínculo entre madre e hij@

Por -
  • Tot-em ofrece a las futuras madres la posibilidad de materializar momentos únicos del vínculo sentimental con su bebé mediante la representación en figuras 3D de las ondas del sonido de los latidos, el primer llanto o la primera risa.

 Desde hace décadas la tecnología y la medicina se han unido para hacer de la fecundación y el embarazo procesos más seguros, tanto para la madre como para el bebé.

Los avances no han dejado de sucederse, desde la primera ecografía tal y como la conocemos, que data de 1968, hasta la creación de ecografías 5D, que ofrecen imágenes más nítidas y en tiempo real o productos que permiten captar sonidos del bebé como Angel Talk, un detector cardíaco que permite escuchar los latidos del bebé a partir de las 12 semanas de embarazo y captar patadas, golpes, latido e hipo.

El proyecto iFind, creado en Londres con un presupuesto de 10 millones de libras, es uno de los últimos avances en maternidad. ¿Su misión? Poder hacer ecografías rutinarias mediante tecnología magnética y ondas de radio para conseguir imágenes con detalle del bebé girando el cuello, jugando con el cordón, saltando, encogiéndose, etc.

Pese al amplio desarrollo de avances médicos y tecnológicos en el ámbito de la maternidad, pocas novedades se centran en mejorar la conexión sentimental madre-hijo. Conscientes de este hecho, en Tot-em quieren materializar mediante la tecnología momentos únicos de ese vínculo. Esta joven firma de origen madrileño une artesanía, tecnología e innovación en un sólo concepto, al crear accesorios mediante la representación 3D de ondas de sonido, lo que, aplicado a la maternidad, permite grabar la primera risa, el primer llanto o los latidos del bebé. El resultado es una pieza única de joyería de diferentes materiales (madera, acero, plata, metacrilato) y de diversas formas (pulsera, collar, llavero, escultura), que permite a la madre, a través de un código, escuchar el sonido que grabó.

Estaba buscando algo que representará la unión con mi hijo, algo que pudiera ver y tocar cada día y que me recordará para siempre los momentos con él”. Las clientas de Tot-em tienen claro que para una madre es muy importante el vínculo sentimental con el bebé y con una ecografía no basta. “Una ecografía está genial, te permite ver a tu hijo, pero tener sus latidos o su risa en mi muñeca no tiene precio”. En los primeros meses de vida se producen momentos únicos y Tot-em los hace imborrables: “Siempre me acordaré del primer llanto de mi hijo gracias a mi collar. Cada vez que lo veo me viene a la mente ese momento inolvidable para una madre”.

“Cuando creamos Tot-em fue precisamente para esto, para conectar a dos seres humanos de una forma especial, y no se nos ocurre nada más especial que la conexión madre-hijo que se produce en el útero”, afirman sus fundadores, Javier Jiménez y Javier Pérez. Además, “creemos que en un mundo donde las relaciones cada vez son más frías, debemos potencial las uniones entre seres queridos. Tot-em es una forma de recordar todos los días que tienes alguien que estuvo dentro de ti y te querrá siempre”.

En sus dos años en el mercado, Tot-em ha conseguido revolucionar el mercado de los obsequios y ya ha vendido más de 35.000 piezas en todo el mundo. Con una comunidad de más de 80.000 personas a nivel internacional, esta firma madrileña materializa el vínculo entra la madre y el bebé mediante la representación de las ondas del sonido en pulseras, collares, llaveros y piezas de decoración únicas y llenas de significado.

Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *