Connect with us

Hola, ¿Qué estas buscando?

OS/IOS

Como crear un USB con Yosemite para hacer una instalación limpia

Como norma general simplemente con actualizar vuestro sistema operativo, será suficiente para poder disfrutar de todos los beneficios que Apple pone a nuestro alcance con cada versión, mientras que las instalaciones limpias del sistema, son para personas que “trastean” mucho con sus equipos, que instalan muchas aplicaciones para probarlas e incluso usan el Terminal del sistema .Todo esto hace que nuestro sistema vaya acumulando librerías, archivos internos y demás, y que si no se lleva un mantenimiento mínimo (Reparar permisos y demás) pueden ralentizar nuestros equipos.

Para todos aquellos de vosotros que queráis hacer dicha instalación limpia de Yosemite y tener vuestros ordenadores como si fuesen sacados de la tienda es este tutoríal.

Que necesitamos

  • Antes de nada hacer una copia de seguridad de nuestros archivos, ya que la instalación eliminará todo lo que tengamos en el ordenador (Ojo no nos hacemos responsables si no haces bien la copia de seguridad de todos los archivos).

  • El archivo de OS X Yosemite descargado en nuestros equipos (Volver a bajarlo si ya lo tenéis instalado pero no lo lancéis).

  • Una memoria USB de al menos 8 GB.

  • Un equipo Mac con mínimo OS X Lion (no hemos probado en versiones antiguas, así que no podemos aseguraros que funcionará).

Como formateamos el USB

Lo primero que deberemos hacer es conectar el USB a nuestro MAC y abrir la utilidad de discos, para ello abriremos el Finder con Comando + Barra espaciadora y escribiremos Utilidad de Discos, o bien iremos a Aplicaciones > Utilidades > Utilidad de Discos.

Seleccionamos de la columna de la izquierda nuestro USB y hacemos click en la pestaña de borrar.

Veremos que tendremos que hacer dos cosas:

  1. Seleccionar el tipo de formato > MS-DOS (FAT).

  2. Poner el nombre que queramos > Lo ideal seria dejarlo como Untitled ya que el comando que escribiremos en el terminal lo pone así por defecto (O el que nos apetezca que tendremos que cambiarlo en el código después).

Es muy importante fijarse que la unidad tiene una partición GUID, lo que podemos comprobar en el mismo cuadro abajo del todo a la derecha como “esquema de particiones”, si pone GUID perfecto, sino hay que cambiarlo, para lo que entraremos en la pestaña Particiones (Justo al lado de eliminar).

Vamos al desplegable bajo Disposición de particiones y elegimos 1 partición (Si queremos más pues elegimos más de una) y luego seleccionamos Opciones > Tabla de particiones GUID

Una vez ajustado lo anterior seleccionamos borrar, y borrar una segunda vez en la advertencia que nos aparece.

Ya tendremos nuestro USB preparado para grabar la imagen del instalador de Yosemite.

Como grabamos Yosemite

Grabar un instalador de OS X no es algo muy complicado pero hay que tener ciertas nociones del uso de Terminal, aunque siguiendo estos sencillos pasos no hay ninguna problema.

Abriremos la aplicación Terminal, bien con el Finder (Comando + Barra espaciadora) buscando Terminal, o bien en Aplicaciones > Utilidades > Terminal

Como norma general y si hemos seguido los consejos del tutorial dejando el nombre del USB como Untitled y el instalador en la carpeta de aplicaciones bastará con copiar y pegar en Terminal el comando como sigue (Por problemas del editor no aparece, pero todos los guiones del código (-) son dobles)

sudo /Applications/Install\ OS\ X\ Yosemite.app/Contents/Resources/createinstallmedia --volume /Volumes/Untitled --applicationpath /Applications/Install\ OS\ X\ Yosemite.app --nointeraction

Si hubiésemos cambiado el nombre de la unidad USB o el instalador no estuviese en la carpeta de aplicaciones, lo que tendríamos que hacer es abrir el Terminal y la carpeta del Finder, ponerlas una al lado de la otra, copiar este código y cambiar las zonas en negrita por las rutas de nuestros archivos:

sudo /ARRASTRAMOS EL INSTALADOR DE YOSEMITE AQUI/Contents/Resources/createinstallmedia --volume /Volumes/NOMBRE DEL USB --applicationpath /ARRASTRAR EL INSTALADOR YOSEMITE --nointeraction

Revisamos que este todo correcto.

Pulsamos Enter y ponemos nuestra contraseña de administrador (Aunque parezca que no se escribe lo esta haciendo, así que una vez puesta pulsar “Enter”).

El proceso de instalación de Yosemite en USB tarda en torno a unos 35-40 minutos dependiendo de nuestros equipos, y sabremos que llega a su final porque el Terminal nos avisa del proceso completado.

Una vez haya terminado el proceso, la única manera de comprobar que todo ha salido como esperábamos consiste en reiniciar nuetros equipos con el USB conectado y manteniendo pulsada la tecla Opción (ALT para los que veis de Windows) que nos abrirá una pantalla de selección donde podremos escoger el USB desde el que podremos hacer la instalación limpia.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Advertisement

Libro recomendado para programadores que quieren emprender o desarrollar una idea.