Connect with us

Hola, ¿Qué estas buscando?

ACTUALIDAD

La ginecología regenerativa como tratamiento del liquen vulvar, por la Doctora Marta Recio

El liquen vulvar es una enfermedad autoinmune y crónica que afecta a un 3 % de la población femenina, según las estadísticas, aunque su incidencia probablemente sea mayor. Esto es debido a que es una patología muy poco conocida, tanto por los pacientes como por los profesionales. Por ello, su diagnóstico suele ser muy tardío y el avance de la enfermedad producirá una severa afectación de la calidad de vida física y sexual de las mujeres.

La Dra. Marta Recio, como especialista en liquen vulvar, explica la posibilidad de realizar un diagnóstico precoz, una novedad en esta enfermedad, lo que puede condicionar el avance de la misma. Desde sus clínicas ubicadas en Ibiza y Madrid, la Dra. Marta Recio realiza estudios por biopsia para diagnóstico del liquen precoz o “early liquen“. Además, dispone de tecnología óptima y tratamientos avanzados de ginecología regenerativa, los cuales tienen como objetivo frenar o retrasar el avance de la enfermedad, para que sus pacientes puedan disfrutar de un mayor bienestar íntimo.

Síntomas del liquen vulvar

El liquen vulvar puede aparecer en niñas y mujeres de cualquier edad, pero tiene una mayor incidencia a los 30 y a los 60 años. La enfermedad se caracteriza por presentar prurito vulvar que no cede con los tratamientos habituales, confundiéndose con candidiasis crónica y que puede afectar incluso al sueño. En ocasiones, también se asocia a la pérdida de sensibilidad, ardor o dolor durante las relaciones sexuales y “cortes” tipo herida en la entrada de la vagina o los labios menores. Además, se suele ver cómo la piel se va quedando más fina (atrofia) o aparecen placas (esclerosis) y la zona adquiere una coloración blanquecina.

Las lesiones producidas por el liquen vulvar pueden afectar los labios menores, mayores, clítoris, al área perianal, introito vaginal e, incluso, toda la entrada vaginal, produciendo cambios anatómicos como la fusión de los labios menores a los mayores o la fimosis del clítoris.

El tratamiento clásico del liquen se basa en aplicar cremas de corticoides, pero que no están exentas de efectos secundarios y que, además, suelen dejar de ser efectivas con el paso del tiempo. Por este motivo, desde hace un tiempo, se han buscado alternativas para el tratamiento de la patología dentro de la medicina regenerativa.

Ginecología regenerativa para tratar el liquen

La Dra. Marta Recio cuenta cómo aplica las diferentes técnicas de ginecología regenerativa con la finalidad de dar solución a los problemas relacionados con el bienestar íntimo femenino, incluyendo el liquen vulvar. La eficacia de esta práctica se basa en la regeneración del tejido que ha sido dañado, empleando diferentes tipos de aparatología y tratamientos bioestimulantes.

La Dra. Marta Recio explica los beneficios de alguno de los tratamientos que emplea. Uno de los que más utiliza es la radiofrecuencia vulvar, la cual induce la estimulación y la actividad celular en los tejidos mediante la emisión de ondas electromagnéticas. Con esto, se consigue que restablezcan su potencial de membrana y se regeneren, volviendo a funcionar de manera correcta y eficiente. Por otro lado, está el tratamiento con plasma rico en plaquetas, extraído de la sangre del propio paciente, que promueve la migración y división celular gracias a los factores de crecimiento plaquetarios, estimulando la reparación de los tejidos dañados. La carboxiterapia, por su parte, se ha posicionado como otro tratamiento ideal para el liquen vulvar, ya que gracias a la insuflación de CO₂ dentro del tejido consigue realizar un intercambio de gases mediante el “efecto Bohr”, consiguiendo oxigenar y revitalizar los tejidos dañados. Otro de los métodos empleados es el láser vaginal CO₂, que promueve la formación de nuevas fibras de colágeno y elastina, a la vez que estimula la neoformación de vasos sanguíneos. Además, consigue romper las placas de esclerosis en el caso del liquen escleroso vulvar. En la actualidad, existe un tratamiento puntero en ginecología regenerativa, la aplicación de las células madre de la grasa del propio paciente (Nanofat/Microfat/SVF) que se están posicionando como uno de los mejores tratamientos a la hora de recuperar el tejido dañado y espaciar los brotes del liquen.

“La clave es hacer un buen diagnóstico y ver las necesidades de cada paciente”, comenta la Dra. Marta Recio. Además, recuerda la importancia de no normalizar los problemas de bienestar íntimo y consultar a un especialista para poder, así, recuperar la calidad de vida y el bienestar íntimo.

Advertisement

Libro recomendado para programadores que quieren emprender o desarrollar una idea.