Las 5 mejores maneras de ahorrar dinero en la iluminación del hogar por GRUPO ELECTRON

Por -

Las 5 mejores maneras de ahorrar dinero en la iluminación del hogar por GRUPO ELECTRON

/COMUNICAE/

¿Cuántos MBA y doctorados se necesitan para cambiar una bombilla? Mientras que la mayoría de la gente todavía confía en la tradicional bombilla incandescente de Thomas Edison para iluminar sus vidas, las empresas y los gobiernos están reemplazando lentamente la tecnología de 130 años de antigüedad por bombillas más eficientes en el uso de la energía. Se necesita cambiar la mentalidad de los consumidores que aún desconfían de la nueva tecnología

La Ley que ordena que las lámparas incandescentes de 100 vatios se eliminen gradualmente para enero de 2012 y que se desconecten todas las bombillas incandescentes restantes para 2014.

¿Por qué el cambio? El noventa por ciento de la energía utilizada por una bombilla incandescente se desperdicia, mientras que sólo el 10 por ciento se convierte en luz.

Las nuevas bombillas ahorran energía al convertir más electricidad en luz. El Consejo de Defensa de los Recursos Naturales dice que para el 2020 la ley reducirá el coste de energía entre 90 € y 180 € por hogar cada año. Eso es suficiente ahorro de energía para eliminar 30 plantas de generación de energía aproximadamente.

Las bombillas de bajo consumo son una forma de reducir su factura de energía, pero hay otras que aporta la empresa de ahorro energético, Grupo Electron.

Apagar la luz ¿Cuándo?
Se puede pensar que la manera más simple y fácil de ahorrar dinero en la factura de iluminación de la casa es apagar las luces cuando sale de una habitación. Bueno, es un poco más complicado que eso. Cada vez que enciende y apaga una luz, acorta la vida útil de la bombilla. Si bien es posible que se esté ahorrando dinero en su factura de electricidad, también se gastará más en bombillas nuevas.

Al final del día, sin embargo, sigue siendo más rentable apagar las luces, incluso si se las reemplaza constantemente. En el verano, apagar las luces mantendrá una habitación más fresca, lo que le permitirá ahorrar dinero en aire acondicionado.

Las bombillas fluorescentes son un poco más complicadas. Según el Departamento de Energía de los Estados Unidos, si se sale de una habitación más de 15 minutos, es importante apagar las luces. Si no, se debe mantener las luces encendidas. ¿Por qué? Las luces fluorescentes son más caras y, al igual que otras bombillas, encenderlas y apagarlas limita su vida útil. Es mejor asumir el gasto adicional de energía que comprar continuamente nuevas bombillas fluorescentes.

Sustitir las luces incandescentes por bombillas de bajo consumo
Las luces incandescentes tradicionales no son eficientes desde el punto de vista energético y sólo duran entre 750 y 1.000 horas en uso normal. Se puede reemplazar estas bombillas con tres opciones de eficiencia energética: bombillas incandescentes de bajo consumo, lámparas fluorescentes compactas (CFL) y LED o diodos emisores de luz. Cada uno ahorrará dinero, aunque algunos ahorrarán más electricidad que otros.

Por ejemplo, las luces incandescentes de bajo consumo ahorrarán aproximadamente un 25 por ciento en comparación con las bombillas incandescentes tradicionales. Esto se debe a que hay una pequeña cápsula de gas halógeno que rodea el filamento de tungsteno de la bombilla. Cuando el filamento se calienta mucho, el halógeno se adhiere a los átomos en evaporación del tungsteno. El gas entonces redeposita los átomos de nuevo en el filamento. Como resultado, la bombilla dura aproximadamente tres veces más que las luces incandescentes tradicionales.

Las lámparas fluorescentes compactas son esas caras bombillas retorcidas. Sí, son más caros que los bulbos tradicionales, pero las lámparas fluorescentes compactas son duraderas y por lo general se amortizan en menos de nueve meses. Una ENERGY STAR-CFL utiliza una cuarta parte de la electricidad de una bombilla tradicional, ahorrándole el 75 por ciento.

Cuando se trata de ahorrar energía, los LED son el estándar de oro de la iluminación del hogar. En lugar de utilizar un gas para emitir luz, como lo hacen las CFL y las bombillas incandescentes, los LED se encienden cuando los electrones se mueven alrededor de un semiconductor. Es la misma tecnología que las luces de un teléfono celular, microondas, etc. Los LEDs duran 25 por ciento más que el invento de Thomas Edison, y generan entre 75 y 80 por ciento de ahorro.

Interruptores de atenuación
Una bombilla encendida utiliza una cierta cantidad de electricidad, que se mide en vatios. Al reducir el vatiaje con un interruptor especial, los consumidores pueden controlar el consumo eléctrico de la bombilla. Los reguladores vienen con un dial o una barra deslizante, que permite a los propietarios ajustar el vatiaje y, por lo tanto, la cantidad de iluminación. La cantidad de energía que ahorran los interruptores de atenuación depende de muchos factores, incluyendo la cantidad y el tiempo que una persona atenúa la luz, y el tipo de bombillas en el aparato. Los reguladores de luz ahorran electricidad y por consiguiente ahorran más dinero en habitaciones donde el vatiaje es alto, como el baño, la cocina y el comedor.

Iluminación exterior
Muchos propietarios utilizan en viviendas unifamiliares o adosados un tipo de iluminación que se encuentra en expansión, la iluminación exterior como parte de su decoración paisajística y por seguridad. Para ahorrar dinero, es mejor buscar luces que necesiten un detector de movimiento. Si se está tratando de iluminar un sendero, entonces se recomienda adquirir una iluminación de bajo voltaje. Si realmente se desea ahorrar dinero, es interesante instalar lámparas fluorescentes compactas y luces LED. Son muy duraderas y funcionan bien en climas fríos.

La instalación de lámparas solares también es una buena manera de ahorrar dinero. Las luces utilizan la luz del sol como fuente de energía y se cargan durante el día. Como no requieren cableado, las luces pueden ir a cualquier parte de su propiedad. Algunas luces que funcionan con energía solar también vienen con detectores de movimiento.

Pensar más allá de la bombilla
Aquí hay algo que no costará ni un céntimo al usuario, dejar que el sol brille e ilumine la vivienda. La luz natural es una excelente manera de iluminar el hogar, es importante dar la importancia necesaria a la energía solar fotovoltaica.

Todas las ideas que se han discutido proporcionan grandes ideas para ahorrar dinero y conservar la electricidad, pero no son las únicas medidas que se pueden tomar aun se puede encontrar información útil que permite seguir ahorrando en electricidad. Aunque el cambio de bombillas con bombillas más eficientes en el consumo de energía y la instalación de conmutadores de menor intensidad contribuirán en gran medida a reducir su factura de electricidad, sigue siendo importante pensar más allá de la bombilla. Instalar sensores de movimiento en cada habitación es una gran idea, especialmente si tiene niños que olvidan apagar las luces. Los interruptores de la jamba de la puerta, que encienden automáticamente la luz cuando se abre una puerta, también son prácticos ahorradores de energía. Y aquí hay algo que no costará ni un centavo, deja que el sol brille. La luz natural es una gran manera de iluminar su día. Limpia esas ventanas y abre esas cortinas.

Fuente Comunicae

Notas de prensa en RSShttps://www.comunicae.es/feedDestino.php?sId=tecnobitt&cat=9

Powered by WPeMatico

editores
editores

Comments are closed.