Montar un taller de serigrafía en casa es más sencillo de lo que parece, según Imprenta Madrid

Por -

Montar un taller de serigrafía en casa es más sencillo de lo que parece, según Imprenta Madrid

/COMUNICAE/

Se avecinan unos días complicados en los que hay que sacar el ingenio, aprovechar ese tiempo muerto y buscar vías de escape para ser productivo y realizar actividades que en circunstancias normales no hay tiempo para realizar. Imprenta Madrid explica cómo montar un taller de serigrafía en casa, para que con unos cuantos instrumentos fáciles de conseguir, sacar provecho del tiempo libre y entretener a los más pequeños con una actividad creativa e interesante

La serigrafía es una técnica de impresión en la que un tejido es la matriz que transfiere el diseño a otros materiales que pueden ser de cualquier tipo: papel, madera, tela, vidrio, etc. Es una técnica antigua que viene de oriente pero no fue hasta la década de los 60 cuando se volvió popular gracias a Andy Warhol que utilizaba esta técnica en muchas de sus obras artísticas. La ventaja de esta técnica de impresión es que permite realizar muchas copias y a diferente intensidad o tinta además de lo fácil que resulta montar un taller de impresión serigráfica rudimentaria con materiales fáciles de conseguir.

La herramienta principal que se necesita para un taller de serigrafía es una mesa para apoyar el marco que se utilizará para imprimir. Además, se necesita un lugar que pueda hacer de cuarto oscuro, totalmente cerrado y sin luz. Se necesitarán algunas herramientas como un bastidor o un marco de aluminio 0o madera para tensar la matriz, una racleta de madera o metal con goma, un emulsionador, emulsión fotosensible, solvente para emulsión fotosensible, tinta, disolvente para mezclar con el color para que no se seque rápidamente. Así mismo se necesitará una lámpara o un foco de jardín, una esponja y cinta adhesiva.

El primer paso que hay que realizar es aplicar la cantidad necesaria emulsión en el emulsionador. Después hay que colocar el bastidor en una pared y hay que verter la emulsión sobre la tela y esparcirla en las dos caras de la tela. Tras realizar estos pasos hay que dejar que el marco se seque dejando el exterior hacia abajo en el cuarto oscuro. La luz directa no debe incidir en la tela. Tras una hora, aproximadamente, a tela estará perfectamente seca. Para revelar el marco hay que dejar la cara con la que se va a grabar boca-arriba con una tela de color negro detrás y la lámpara a 30 cm de distancia. Se coloca acetato en el sentido contrario al de lectura y un vidrio sobre el marco. En unos 3-4 minutos se revelará el marco (si la luz es de 500 vatios).

Una vez se haya expuesto a la luz hay que mojar ambas caras y después de un minuto darle un chorro de agua hasta que el diseño se revele del todo y se retire la emulsión. Después de dejarlo secar hay que tapar los bordes del marco que no tengan emulsión. La tinta debe estar compuesta por un 40% de tinta acuosa y 60% disolvente. Por último, solo hay que poner el marco encima del material a imprimir, esparcir el color con la racleta de goma, bajar el marco y mover la racleta desde arriba hacia abajo para que de esta manera, el diseño se transfiera al material.

Más información: ImprentaMadrid.com

Fuente Comunicae

Notas de prensa en RSShttps://www.comunicae.es/feedDestino.php?sId=tecnobitt&cat=9

Powered by WPeMatico

editores
editores

Comments are closed.