Prótesis robótica doble y controlada con el pensamiento

Por -

Científicos y cirujanos de la Johns Hopkins University, en Baltimore (EE.UU), han creado por primera vez una prótesis robótica doble que ha devuelto ambos brazos a Les Baugh, un hombre de colorado que los perdió en un accidente. Lo más impresionante es que, tras someterse a cirugía, Baugh ya es capaz de controlar sus brazos robóticos con la mente.

Les Baugh, ha hecho historia al convertirse en el primer amputado a nivel de hombro bilateral al que le han colocado dos prótesis modulares de las extremidades superiores.

Esta increíble prótesis robótica doble se controla con el pensamiento

Les Baugh, perdió ambos brazos en un accidente eléctrico hace ya 40 años.  Ahora este material de laboratorio, sin duda que le ha cambiado la vida y a día de hoy ha vuelto a sentir algo que no sentía desde hace décadas. Todo esto ha sido posible a la implantación de dos prótesis robóticas de ambos brazos.

Esta increíble prótesis robótica doble se controla con el pensamiento

Estos brazos robóticos, fueron fabricados por el laboratorio de la Universidad Johns Hopkins y se tratan de dos prótesis que estánunidas directamente a los nervios de los hombros. De esta manera, los brazos articulados funcionan simplemente con qué el cerebro de Les Baugh les haga llegar la instrucción de moverse. Tal y como si de unos brazos humanos se tratasen. A partir de las instrucciones del cerebro, éstas se canalizan por los nervios hasta llegar a las prótesis, las cuales actúan según la instrucción recibida.

Desde la fuente se puede apreciar un vídeo que se colgó en la página de Facebook de Deus Ex, y es simplemente increíble ver cómo pueden funcionar estas prótesis, no sólo en términos de tecnología y ciencia utilizada para llevar a cabo este proyecto sino en lo que se refiere a como estos brazos que bien podrían haber salido de una película de ciencia ficción le han cambiado la vida a este hombre.

Para poder llegar a controlar de la manera que se puede apreciar en el vídeo los movimientos de los brazos articulados, Les Baugh ha tenido que ir superando poco a poco un periodo de varios meses de adaptación y formación acompañado de varios científicos, artífices de este invento, para poder llegar a un nivel de control suficiente para volver a tener una calidad de vida aceptable.

Sin duda, que Les Baugh les estará muy agradecido, y seguro que este proyecto puede dar pie a muchos otros avances de la ciencia y la tecnología en este sector.

Natasha Martinez
Natasha Martinez

Periodista apasionada, corresponsal de TechPepper en San Francisco, amante de la tecnología y exploradora de todo lo que se mueve en Silicon Valley ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *