Se podrán encontrar a sospechosos a partir de reconstrucciones basadas en ADN

Por -

Si eres aficionado a las series de asesinatos estilo CSI, imáginate esta situación: Un asesinato con la única prueba del ADN, sin nada más. Sin fotos, sin vídeos ni otras formas de encontrar al culpable. No hay coincidencias con los delincuentes conocidos y finalmente la pista se pierde. La cosa cambiaría si tuviésemos algún testigo, un retrato robot medianamente decente, o algo así ¿verdad? Pues puede que hayamos dado un paso más para conseguir esto, pero a partir del ADN.

Los genes que influyen en el aspecto del rostro humano

retrato robot adn

Hace un par de años ya se habló en MedCiencia sobre las secuencias genéticas que determinaban el aspecto de una cara (en ratones), y también se comentó la posibilidad de encontrar sospechosos a partir de la única prueba del ADN, gracias a la identificación de 5 genes responsables de algunas formas del rostro humano, pero poco a poco estamos llegando a ese futuro no tan lejano con un paso más.

Esta vez, un equipo dirigido por el genetista Mark Shriver, de la Universidad Estatal de Pensilvania, junto al especialista en imágenes Peter Claes, de la Universidad Católica de Lovaina (KUL) de Bélgica, han usado una cámara estereoscópica para capturar imágenes en 3D de unos 600 voluntarios de poblaciones de ascendencia africana y europea occidental mixta. La razón es que la gente procedente de Europa y África tiende a tener rostros de diferentes formas, y el estudio incluyó personas con ascendencia mezclada, cosa que aumentó las posibilidades de encontrar variantes genéticas que afectaran a la estructura facial.

En el anterior estudio de hace un par de años lo que se buscaba era identificar los genes responsables de las posiciones relativas de los “9 puntos de referencia faciales“, como el centro de cada globo ocupar, o la punta de la nariz. Esta vez lo que han hecho estos dos investigadores es superponer una malla de más de 7.000 puntos mediante imágenes 3D, registrando la ubicación precisa de cada punto. Además, han desarrollado un modelo estadístico para considerar la relación entre genes, sexo y ascendencia racial, y como esta afecta a la posición entre estos puntos faciales y por tanto a la forma general de la cara.

Las variantes genéticas y mutaciones también cuentan

genes

Por otra parte, los investigadores también tuvieron en cuenta a los voluntarios de 76 variantes genéticas conocidas que causan anormalidades faciales cuando mutan. Se razonó que la variación normal de los genes puede causar problemas que podrían tener como consecuencia un cambio sutil en la forma de la cara. Después usaron su modelo para la relación con el sexo y la ascendencia y encontraron 24 variantes de 20 genes diferentes que podían predecir también la forma de la cara.

De momento las reconstrucciones basadas en estas variantes aún no están listas para su uso en los laboratorios forenses, según admiten los investigadores. Aún así, Shriver ya está trabajando junto a la policía para ver si este método  puede resultar de ayuda para encontrar a los asesinos, o en casos de violación, que son situaciones donde la policía llega a desesperarse. Veremos como avanza, y si en un futuro facilita el trabajo de los investigadores en los crímenes complicados.

Vía | NewScientist.

Margaret Soto

Soy aficcionada a los softwares y apps que te resuelven tus complicaciones del día a día, soy fan del click a lo que voy descubriendo cositas interesantes para compartirlas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *