SunFields informa sobre los problemas más habituales en una placa solar

Por -

SunFields informa sobre los problemas más habituales en una placa solar

/COMUNICAE/

Resumen de la entrevista realizada a José A. Alonso, de la empresa española mayorista de energía solar fotovoltaica ‘SunFields Europe’, durante la última feria de la energía Genera 2019, donde se informa sobre cuáles son, y cómo evitarlos, los problemas más habituales en una placa solar

Con motivo del auge del autoconsumo con uso de placas solares y de la enorme oferta que existe en el mercado actual, resulta de mucha utilidad saber cuáles son los problemas más frecuentes que suelen ocurrir con una placa solar.

Una placa solar consta, fundamentalmente, de una serie de células solares conectadas en serie por medio de unas finas cintas metálicas que lo que consiguen es conducir, al exterior del panel, la electricidad generada en esas células solares y así poder aprovecharla en casa. Por supuesto, esas células están cubiertas por un vidrio protector y todo ello rodeado por un marco de aluminio. Así es básicamente, y a grandes rasgos, un panel solar convencional. Pero aunque físicamente pueda parecer que todos los paneles solares son iguales, hay diferencias muy importantes de unos paneles a otros, sobre todo en cuanto a calidad y rendimiento se refiere.

¿Qué problemas pueden ocurrir con un panel solar?
Los problemas más habituales en los paneles solares suelen ser la corrosión y la rotura de las conexiones entre las células. Son dos problemas críticos, pues su aparición puede dar al traste con la instalación fotovoltaica donde se encuentren instalados.

 La corrosión: El primero de ellos, la corrosión, se suele deber a una fabricación de baja calidad y que, tras años de exposición a la intemperie y sometidos a cambios bruscos de temperatura, lluvia, nieve… etc, puede provocar que el panel solar se deteriore por dentro y acabe por resultar inservible.

Rotura de las conexiones entre células: Este es el problema más frecuente que se suele encontrar. Y además es un problema bastante delicado pues puede llegar a provocar incendios en ese panel solar afectado.

Lo que sucede es que, debido a los cambios de temperatura ambientales (noche/día, frío/calor) que sufre la placa solar, sumado a que el paso de corriente genera calor en esas cintas conductoras que conectan las células unas con otras, esto puede acabar provocando que esas cintas rompan y se produzca lo que se suele llamar un ‘punto caliente’.

Esos puntos calientes, van a reducir mucho el rendimiento del panel y, en casos extremos, pueden provocar que el panel afectado se incendie, por lo que supone un riesgo importante si está instalado sobre un tejado.

¿Cómo evitar esos problemas?
Generalmente, al igual que en cualquier otro producto, la calidad juega un papel fundamental en el devenir de la vida y el comportamiento de una placa solar a lo largo de los 25-30 años de vida que debe tener. Seleccionar las mejores marcas, con más experiencia y reputación, jugará un papel decisivo en el futuro de los paneles de un sistema de autoconsumo.

Además de esto, usar paneles solares que no utilicen esas cintas metálicas también supondrá un mucho mejor rendimiento y una ausencia casi total de posibles problemas en una instalación de autoconsumo. Un ejemplo puede verse en el video publicado por SunFields recientemente, dónde se explica el problema de las roturas de conexiones y la solución actual que existe con paneles solares que no usan esas cintas.

Se puede consultar más información en la página web del distribuidor de placas solares SunFields Europe.

Fuente Comunicae

Notas de prensa en RSShttps://www.comunicae.es/feedDestino.php?sId=tecnobitt&cat=9

Powered by WPeMatico

editores
editores

Comments are closed.