The Valley recomienda el uso de las nuevas tecnologías para que nada falle estas vacaciones

Por -

The Valley recomienda el uso de las nuevas tecnologías para que nada falle estas vacaciones

/COMUNICAE/

Los sistemas tecnológicos ayudan a superar y evitar imprevistos durante las vacaciones. Realizar visitas virtuales antes de viajar y los house sitters que cuidan de las mascotas, los nuevos aliados tecnológicos para tener un buen descanso estival

Prisas, problemas de espacio en el equipaje e imprevistos de última hora. No planificar los viajes con tiempo puede condenar al fracaso las vacaciones. Para evitar que esto ocurra, es fundamental hacer uso de los nuevos sistemas tecnológicos aplicados a los viajes, que facilitan todo el proceso de reserva y cada vez son más usados por los usuarios. De hecho, 7 de cada 10 reservas de hotel se realizan ya por internet.

Pero la cosa no queda ahí. Las nuevas tecnologías del turismo facilitan también la compra de billetes y sacan de apuros ante los imprevistos que pueden surgir durante los días que dure el viaje. Desde The Valley, hub de conocimiento especializado en las nuevas tendencias digitales, destacan las principales funcionalidades que ofrecen los nuevos sistemas tecnológicos para planificar el viaje de forma digital y que nada falle en las vacaciones:

Entre ellos destaca visitar el destino de forma virtual para saber qué no hay que llevar. Hacer la maleta metiendo cosas “por si acaso” no es una buena opción para viajar sólo con equipaje de mano. Llevar ropa y calzado inadecuado, además de otros artículos innecesarios para los sitios que se vayan a visitar, ocupa un espacio que se puede echar en falta a la hora de cerrar la maleta. Para evitar que esto ocurra, una buena opción es hacer un tour virtual por los lugares que se vayan a visitar. Conocer cómo es el pavimento, qué distancias se van a recorrer o si se van a visitar sitios al aire libre o a cubierto permite descartar artículos que seguro no se van a usar durante el viaje.

Adremás, llevar los documentos de reserva en el móvil nos permite liberar el espacio innecesario que ocupa todo el papeleo de la reserva del alojamiento. Los billetes y demás servicios contratados para el viaje pueden extraviarese si se llevan en formato impreso. Teniendo en cuenta que muchos establecimientos turísticos y compañías aéreas aceptan ya estos documentos en formato digital, descargarlos en el móvil es lo mejor para ahorrar papel y espacio en la maleta, y tenerlos a mano en todo momento.

Con los sistemas gps que integran los smartphones y las apps que ofrecen información turística actualizada, los clásicos mapas desplegables y las guías turísticas impresas han pasado a la historia. En cuestión de segundos, mirando el móvil, se puede consultar la información turística mediante aplicacaciones de geolocalización. Esta nos permite conocer la ubicación de multitud de restaurantes, la localización de hoteles y demás alojamientos turísticos, así como datos sobre el horario y los servicios de los principales monumentos y reclamos turísticos del lugar. Además, las aplicaciones que incluyen sistemas de navegación para ir a pie, en coche y transporte público son “brújulas” ideales que uno puede llevar consigo.

Volar con una mascota supone un coste extra, además de tener que llevar un transportín e incluir en el equipaje los elementos que hagan falta para cuidar del animal en el día a día. Pero aún puede ser peor: hay compañías que no aceptan mascotas en la cabina ni en la bodega, y otras que establecen restricciones por peso (normalmente, a partir de 8 kg la mascota tiene que viajar en la bodega). Las plataformas digitales de house sitting son la mejor opción para dejar al animal en buenas manos durante el viaje y evitar problemas de espacio en el equipaje. El modus operandi es muy sencillo: el viajero deja su casa a un visitante que se alojará en ella y cuidará de su mascota mientras no esté.

Por otro lado, conviene usar la cámara del smartphone y almacenar las fotos de forma segura en la nube. Ni cámaras réflex, ni bolsos para llevarlas, ni discos duros para guardar las fotos que se vayan haciendo en el viaje. Lo más recomendable para ahorrar espacio sin renunciar a unas fotos de calidad es llevar un móvil con una buena cámara. Asimismo, si el viajero se registra en alguna de las plataformas de almacenamiento en la nube, puede ir subiendo las capturas a diario sin miedo a perderlas porque se extravíe la tarjeta SD o el disco duro sufra daños en el viaje.

Fuente Comunicae

Notas de prensa en RSShttps://www.comunicae.es/feedDestino.php?sId=tecnobitt&cat=9

Powered by WPeMatico

editores
editores

Comments are closed.