Volver a Mavericks si has instalado la beta pública de OS X Yosemite

Por -

 

Todos los que se hayan apuntado al programa de betas lanzado por Apple ya llevan unos días probando OS X Yosemite Beta 4, al tratarse de una beta es más que probable que existan muchos problemas de compatibilidad con el software que tenemos instalado actualmente debido a que no ha sido testado todavía con esta versión de Yosemite.

Por esto mismo aquellos de vosotros que os hayáis lanzado a instalarla y estéis arrepentidosal haber encontrado una serie de bugs “insalvables”, os interese volver a Mavericks manteniendo todo tal y como estaba entonces. A diferencia de iOS en el cual restaurando el terminal se puede volver a la versión anterior sin mayores problemas, en OS X se nos avisa con anterioridad que no podremos regresar al sistema anterior, ni descargando el instalador de Mavericks desde la App Store ni tampoco mediante la partición de recuperación (CMD + R) al arrancar, ya que esto hará que se descargue de nuevo la beta de Yosemite desde los servidores de Apple. Por lo tanto, ¿que opciones tenemos?, veámoslo.

Antes de empezar el proceso hay que asegurarse que teníamos activado Time Machine y disponemos de al menos una copia de seguridad reciente de Mavericks. Esto nos asegura poder devolver fácilmente el Mac al estado en que se encontraba antes de embarcarse en la beta. Lo siguiente es guardar los datos que tengamos hasta entonces en Yosemite mediante una copia en un pendrive o cualquier otro tipo de almacenamiento, si por el contrario el volumen de archivos es demasiado grande entonces podríamos pasar a guardar una copia de los mismos en Time Machine.

El próximo paso es obtener una copia de Mavericks en el caso de haber instalado Yosemite en el volumen donde se encontraba instalado Mavericks, si por el contrario lo instalaste en otro volumen distinto, es mucho más fácil el poder elegir que sistema arrancar y poder tener ambos en un mismo equipo. Aún así el caso que planteamos es el haberlo instalado en el mismo volumen por lo que pasaremos a descargarlo a la Mac App Store.

Existe un problema y es que si tienes un equipo reciente que ya vino con Mavericks preinstalado no te será posible descargarlo de la Mac App Store ya que no te dará esa opción, lo único que puedes hacer es buscar un instalador por internet o directamente confiar en algún conocido o amigo que pueda descargarlo.

A partir de este punto llegamos al paso más importante, la instalación. Deberemos seleccionar un volumen desde donde se pueda arrancar una copia de Mavericks, es decir, si intentamos ejecutar el instalador de Mavericks en Yosemite se nos negará el poder instalarlo ya que nos dirá que el instalador es una versión antigua y no es posible instalarla, es por esto que tendremos a mano un USB de al menos 8Gb de espacio o en una partición que podamos utilizar para este fin. Para esto puedes utilizar Diskmaker X que no es más que un programa que copiará el instalador en tu USB para hacerlo arrancable y poder instalarlo desde ahí.

Con todo ya hecho tan solo quedaría arrancar el Mac e iniciar el USB o la partición con el instalador metido por DiskMaker Xpara a continuación borrar el volumen donde se encuentre OS X Yosemite desde la utilidad de discos (si se sobreescribe, luego dará problemas) y proceder a instalar Mavericks.

 

Scott Robinson

Emprendedor, blogger y DJ. La mitad de un pan es mejor que nada de pan. Co-Founder & CEO of Quickeel @Techpepperorg Twitter : @ScottRobinsonHM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *