WitEmotions plantea un objetivo para el verano: jugar a ser grandes artistas mientras se aprende

Por -

WitEmotions plantea un objetivo para el verano: jugar a ser grandes artistas mientras se aprende

/COMUNICAE/

Los juegos no estructurados son los más recomendados para los pequeños porque les permiten experimentar por sí mismos

Se acerca el verano y las vacaciones escolares cambian los horarios de los alumnos. También las actividades. En esta época del año tan esperada por ellos, los lunes y los domingos tienen el mismo significado: siempre hay tiempo para jugar. Si hay algo que tienen en mente es poder salir de la rutina del curso escolar. Levantarse un poco más tarde, pasar las mañanas en la playa o en la piscina y reencontrarse con los compañeros del casal son solo algunos de los factores para la fórmula del verano perfecto. Sin embargo, todavía queda un aspecto clave para que el resultado sea un auténtico éxito: el juego.

Nadie se imagina una infancia sin jugar. Ellos, los más pequeños, dan sentido a las investigaciones que demuestran el valor de estas actividades lúdicas en su su desarrollo. Jugar es alimentar su creatividad pero también sus ganas por aprender, experimentar su entorno y mejorar sus habilidades sociales. Si el juego se ha convertido en un medio educativo es por los múltiples beneficios que consigue: enriquecer la imaginación, desarrollar la observación o mejorar la memoria y la concentración son solo algunos ejemplos.

Sin embargo, lejos de lo que muchos creen, los juegos sin instrucciones o pautas previas también son capaces de favorecer estas áreas. Así lo indica un estudio publicado en la revista ‘Childhood Education’ en el que se indica que el juego no estructurado mejora las habilidades cooperativas del niño y les ayuda a aprender a partir de las leyes de ensayo y error.

Lo más interesante es que estos juegos no estructurados son, en realidad, momentos del día a día en la vida del niño. Por ejemplo, la hora del baño. Se trata de convertirla en un juego en el que no hay prisas para que el niño, acompañado de sus juguetes favoritos, pueda dar rienda suelta a su imaginación. Las escapadas a la naturaleza, también. Cultivar plantas o crear un pequeño huerto en casa, acampar, salir a pasear y descubrir especies de pájaros etc. Todas estas actividades son, en realidad, juegos no estructurados muy beneficios que se pueden compartir con adultos para obtener mayores beneficios.

Desde Witemotions, creen que los padres son los que tienen que tomar las riendas para acercar los juegos a sus hijos. En este sentido, han creado una forma de creatividad que también puede convertirse en un juego compartido. Se trata de la personalización de fotografías. Para ellos, es una filosofía. Para las familias, un momento para compartir y disfrutar de los momentos vividos. En primer lugar, porque la familia será la encargada de hacer las mejores fotografías de esos instantes. Después, porque se encargarán de diseñar el producto único que se imaginan. Y, finalmente, porque compartirán el resultado final cuando lo reciban.

Desde un calendario para toda la familia en el que se eligen las imágenes, un collage para decorar una estancia de la casa o incluso un juego de mesa personalizado con las fotos de cada uno. Dijo Pablo Picasso, “cuando sea grande, quisiera llegar a ser niño”. En Witemotions, no es necesario porque la creatividad es una forma de volver a sentir ese niño que llevas dentro y aprender tanto como ellos.

Sobre WitEmotions
La personalización sin límite es la filosofía de esta empresa fundada en Terrassa en el año 1964. Premiada en varias ocasiones por su trayectoria y sus trabajos, ofrece un servicio integral de comunicación gráfica que va desde la impresión tradicional, hasta la producción de elementos con efectos especiales, servicios gráficos para E-commerce o campañas de marketing on-line.

Fuente Comunicae

Notas de prensa en RSShttps://www.comunicae.es/feedDestino.php?sId=tecnobitt&cat=9

Powered by WPeMatico

editores
editores

Comments are closed.